lunes, 26 de mayo de 2014

Wonejo

Wonejo el conejo mas perplejo.
Wonejo el que no sale sin su aparejo
Su aperejo es lechuga, la lechuga que paga
Que sigue siendo verdeno importa  lo que haga
Wonejo que su incoherencia es su verdad
Wonejo, que parece no tener edad
Pero te querra con sinceridad.
Y te mentirá con locuacidad
Wonejo es mas alto que Nadië
Wonejo es mas alto que todos

Luis Baiz y Alicë

Poemas de Twitter.




lunes, 24 de febrero de 2014

Tía Sinn






Suerte que siente el soltero
si duerme en tu boca y encuentra
mieles y especias frescas
sonrisas de tinta y pinceles,
tejidos en cimas tendidos
prendidos por climas ardidos;
ojos azabache
que en sombras no están perdidos.

Amazona, diosa cuasi espejismo
lluvia lunar que me empapa
gotas derrapan y escapan
causando en sus hierbas sismos

Entre espacios me transporto
fluyo cual dragón de agua.
Bombas recorren y son nada
cuando vuelven dragones
a presionar tu espalda.

Se es feligrés
del porvenir si no lo ves
pero de a mes que te ame
pones más mi fe alrevés;
creencias no extravío
así tenga más de tres

De Luis David Esparragoza

La pulga

Fíjate en esta pulga, mírala
y advierte el nimio obsequio que me niegas;
chupó primero en mí, después en ti
y en su cuerpo se juntan nuestras sangres.
Acéptalo no puede ser pecado
ni deshonra ni pérdida de virgo
pues antes del cortejo ella ya goza
y engorda con la mezcla de las sangres
(que es algo más de lo que hacemos juntos).

Perdona las tres vidas de la pulga
en donde más que en matrimonio estamos.
Esta pulga es tú y yo, también el lecho
de nuestra boda y templo de esponsales:
pese a ti y a tus padres nos unimos
entre estos vivos muros de azabache.
Sé que vas a matarla, mas no añadas
a este crimen suicidio y sacrilegio,
tres pecados por una muerte triple.

Cruel y apresurada, ¿por qué tiñes
tu uña en esa sangre de inocencia?
¿De qué pudo esta pulga ser culpable
salvo de haber chupado una gotita?
Sin embargo, tú triunfas, y me dices
que no estamos más débiles ahora.
Aprende entonces que tu miedo es falso.
Tanto honor perderás si te me entregas
como vida esta pulga te ha quitado.

De John Donne

sábado, 8 de febrero de 2014

Katrina, mi tormento




Para Katrina y a mí, que no nos dejamos querer.

Cuánto hay que esperar
para bailar otra vez
entre copiosas lluvias
no hay danza sin un traspiés.
Katrina lo sabía,
Más nunca perdonó.

Lo mío no es el teatro,
prefiero roces y tacto.
Si deben subir telones
quedo frio en el acto
con tus palabras de hielo
que en calor congelan tanto,
aplausos cual gotas cayendo
que deprimen mi cuarto

Aspiro no ser intenso,
y tenso yo no descanso,
cuando te pienso alcanzo
trances olor incienso

El jueves te fugas,
al menos te veo los lunes.
Nena, de ser tú presumes
suave cruzas el túnel.
Yo me quedo sin ver
alcanzar luces y cumbres,
viéndote ser alegre,
atormentar al hombre

Del rocío al huracán
que moja y roba mi pan,
ofrenda para los dioses
que sobre tu piel están.
Tomo vinos en recesos,
mojo tus labios lila,
con cristales que en sorbos
de lujuria brillan

El bosque te dedica
sinfonías alegres.
Solo quiero que celebres
y disfrutes la estadía.
Despoja tus prendas,
entrega tu carisma,
mas, agrega carácter
o no serías la misma

De Luis David Esparragoza